Comiditas para peques I

ImagenMe imagino que nos pasará a tod@s que hay días que no sabes qué hacer de comida a los enanos. Intentas que tenga una variedad, que alimente, que sea sano… Y no sé si es vuestro caso, pero yo suplo mis carencias dándoselas al futuro hermano mayor. Por ejemplo, el pescado y yo no somos del todo amigos y en este embarazo menos que me da un asquete que no puedo. Pues a G1 un día le van a salir branquias y escamas…

Ayer era uno de estos días que no sabía qué dejarle de comida para hoy y después de abrir y cerrar la nevera unas cuantas veces y ver qué tenía por la despensa, me fui a mi blog de cocina con thermomix favorito www.velocidadcuchara.com e hice una adaptación de este Guiso de Garbanzos.

Ingredientes:

50 gr de aceite

40 gr de cebolla en cuartos

50 gr de pimiento rojo

50 gr de pimiento verde

2 dientes de ajo

200gr de tomate natural triturado

* Resto: 2 frascos de garbanzos cocidos de 400gr cada uno aprox.

500gr de agua

sal

1 Trozo de filete de merluza congelada

Preparación: 1.- Pon los garbanzos en el varoma, y lávalos. Reserva 2.- Agrega todos los ingredientes del sofrito y programa 3 segundos en velocidad 5, incorpora el aceite y vuelve a programar una vez terminado el tiempo 10 minutos, Varoma, velocidad 1. 3.- Echa 3 cucharadas de garbanzos y añade el agua. Tritura 40 segundos en velocidad 7. 4.- Incorpora los garbanzos y el pescado y programa 10 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Rectifica la sazón y añade agua si te gusta menos espeso.

Ya veremos si al bebé grande le gusta la comidita de hoy pero creo que me ha quedado muy completa con legumbres, verduritas y pescadito. Es un buen plato único. Por supuesto de postre no podrá falta lo que más le gusta del mundo que son los Yogures.

Y vosotros, ¿Qué comiditas ricas le dais a vuestros peques?

LA PRIMERA BRECHA Y LA INTUICIÓN PATERNAL

Imagen

Ayer el futuro hermano mayor, se cayó y se hizo su primera gran herida de guerra: una brecha no muy profunda pero sí escandalosa. Yo no estaba presente pero me llamaron con la mayor de las cautelas temerosos de que el susto me provocara un patatus con mi embarazo. Cuando llegué mi padre huía con una fregona con la que habían limpiado el charco (sí, charco) y reguero de sangre… creo que la escena fue de lo más gore.

Con el niño lleno de sangre nos fuimos al centro de salud donde nos derivaron al hospital donde después de ponerle un anestésico entre 4 personas (mi chiquitajo es de armas tomar!), le pusieron dos puntos de papel y dos puntos de hilo.

A los padres nos dejaron fuera… me hubiera gustado estar pero entiendo que ellos hacen así mejor su trabajo y el mal rato hubiera sido peor. Cuando me lo trajeron me dijeron con la boca muy pequeña que se había portado muy bien aunque estaba con la cabeza chorreando en sudor del sofocón que se había llevado. La conclusión han sido 4 puntos (dos de pegatina y dos de hilo) que le dejarán una marquita que nos recordará su primera batalla.

Lo más curioso del tema es que cuando salimos el papi se fue a recoger el informe médico y a hablar con la pediatra para que le contara los cuidados que teníamos que tener mientras el enfermero hacía lo mismo conmigo. Estas fueron las recomendaciones:

– Enfermero: Tiene dos puntos de papel que tenéis que cuidar con betadine y los puntos de hilo se caerán por si solos en un período de 9 días como mucho…

– Médico: No mojéis los puntos, no hace falta desinfectarlos y tenéis que venir dentro de una semana a quitarle los puntos de hilo.

¿Y a quién haces caso?… pues a la intuición, observación y pediatría maternal/paternal que llevamos practicando desde que nació.

¿Y vosotros? ¿Recordais el primer susto que os dieron vuestros peques?

Hace años tuve un blog donde fui escribiendo mis textos y pensamientos. No me fue mal, conocí varias personas interesantes a través de el.

Han pasado unos cuantos años, yo (ene) me he casado y he sido mama. No me había planteado abrir otro blog y mucho menos oooootro mas sobre maternidad, tema trillado donde los haya, pero me suceden muchas cosas, pequeñas aventuras que quiero contarle algún dia a mi pequeño bebe que ya no es tan bebé y del que viene en camino.

Ahora voy a ponerme al dia de como se usa esto que estoy muy desactualizada.